Tatuajes en el mundo laboral

La primera impresión en una entrevista de trabajo es muy importante. En este primer contacto el entrevistador hace un pequeño análisis sobre los entrevistados. Una de las preocupaciones de las personas que se presentan a un nuevo puesto de trabajo son los tatuajes en el mundo laboral. Hace años los tatuajes no estaban aceptados si no podían ser ocultados debajo de la ropa de trabajo, hoy las empresas son más tolerantes pero todo sigue dependiendo de los requisitos de cada puesto.

¿Cómo afectan los tatuajes en el mundo laboral?

A la hora de querer sumergirse en un nuevo puesto de trabajo y tener que acceder a la primera entrevista, debemos tener en cuenta que a parte de nuestra capacidades y habilidades, el entrevistador tendrá en cuenta otros muchos factores. Dentro de ello se encuentran, entre otros, los tatuajes y piercings. 

Todavía hay muchas empresas que evitan contratar a personas con tinta en la piel. Esto ocurre principalmente en empresas que trabajan cara al público o quieren transmitir determinada imagen de la empresa. Puede parecer un pensamiento algo anticuado pero hay sectores o puestos de trabajos específicos en el que tener un tatuaje que esté a la vista pueda generar mala imagen cara al público. Por suerte, la cultura del tatuaje se está extendiendo poco a poco.

 

¿En qué sectores o puestos de trabajo se le da mucha importancia a la imagen?

  • La Banca: en este sector la imagen de los empleados en muy importante. La vestimenta que se suele utilizar es de traje y personas bien peinadas y arregladas para tratar de dar esa imagen de confianza y seriedad al cliente. Esto hace que tener un piercing o tatuaje en zonas visibles rompa con la imagen que quieren trasmitir.
  • Educación: Cada vez son más tolerante en este sector, pero sin embargo son aquellas personas que causen mejor impresión para los niños y los padres las que estarán las primeras en la lista.
  • Sector de lujo: Cualquier trabajo que esté relacionado con el lujo (tiendas, hoteles, coches de alta gama, joyas) no acepta a personas con marcas que puedan verse. Al dirigirse a un público con altos ingresos y selecto, no puede descuidarse la imagen de los trabajadores.
  • Sanidad: En este caso, todas aquellas personas que trabajen con personas delicada o que puedan sentirse incómodas por ser atendidas con personas con brazos,  hombros, cuello o cara con tatuajes no deben llevar marcas muy grandes visibles.

 

Hay sectores más abiertos a contratar a personas que tienes tatuajes visibles, como sectores del ocio, tiendas urbanas, zonas juveniles, etc. pero aún hay otros sectores que se resisten a contratar a personas con estas características físicas. Desde Trabajos.com confiamos en las habilidades y capacidades de las personas sin tener en cuenta sus características físicas, por lo que el mejor consejo que podemos dar a todos los candidatos que quieran trabajar cara al público es que se tatúen con conciencia. Nunca se sabe donde podemos acabar trabajando o qué nos pueden exigir en ese puesto.