Sabemos que el proceso de encontrar trabajo a veces nos produce nervios, porque no sabemos cual va a ser el resultado de la búsqueda. Generalmente, la parte de la entrevista es la que nos produce más incertidumbre, pues no sabemos cómo va a ser. Por eso vamos a nombrar los tipos de entrevistas de trabajo que podemos encontrar y cómo podemos dominarlas.

Según nos indican en Adecco hay 6 tipos de entrevistas: Entrevista telefónica, video entrevista, presencial, grupal, informal y prueba de trabajo.

Entrevista telefónica

En muchos casos el proceso de selección empieza con entrevistas telefónicas, pues es la forma más rápida de reducir en número de candidatos.

Hay veces que te avisarán de una franja horaria en la que puedes esperar la llamada. Sin embargo, en otras ocasiones no saben cuando recibirás esa llamada. En estos casos tienes que estar preparado para poder venderte independientemente de la situación en la que te hayan hecho la llamada. Te recomendamos que siempre tengas el currículo y carta de presentación a mano, por si el entrevistador recurre a ellas.

Recuerda que es el principio del proceso de selección en muchos casos, por lo que no es el momento de realizar preguntas acerca de las vacaciones, salario, etc.

Video entrevista

Como mencionamos en el post de «cómo realizar una buena entrevista online«, las empresas cada vez recurren más a este tipo de entrevista. Muchas veces los candidatos están en otra ciudad y la video entrevista es lo más eficaz.

Pero no debes olvidar que, aunque no sea una entrevista presencial, tienes que vestir y prepararla como si lo fuera. Para esta entrevista sí que sabrás a qué hora te llamarán. Escoge un lugar tranquilo y cuida tu vestimenta.

Entrevista presencial

Esta sería la entrevista cara a cara, que conocemos como la tradicional. Al igual que en las anteriores trata de preparártelo. Investiga un poco de la empresa y revisa el CV y carta de presentación que enviaste.

En este caso, al estar cara a cara es más complicado disimular los nervios. Relájate e intenta conectar con el entrevistador.

Entrevista grupal

Esta entrevista no se realiza en todos los procesos de selección. Se trata de una prueba en la que participas tu y más candidatos simultáneamente. Por este motivo, suele ser más complicado destacar.

De hecho, muchas veces el éxito de esta entrevista depende del grupo que te toque. Debes centrarte sobre todo en saber trabajar en equipo. No te sientas incómodo y da tu opinión o incluso lidera. Intenta mantener un equilibrio entre liderar y ser liderado. Ambas habilidades son importantes en dinámicas de grupo.

Entrevista informal

Se trata de una entrevista menos formal, porque se suele llevar a cabo en una cafetería, por ejemplo. Generalmente, en esta entrevista al ser como una conversación en un entorno no profesional, el entrevistador busca conocerte bien. Aprovecha las circunstancias y tómate algo para relajarte y no estar tenso.

Sin embargo, aunque estés en una cafetería, no debes de olvidar que es una entrevista y que tienes que preparártelo. Muéstrate con confianza y con ganas de trabajar.

Prueba de trabajo

Por lo general, este suele ser la última parte o de las últimas partes de un proceso de selección, por lo que puedes sentirte muy orgulloso.

Se trata de una entrevista donde te darán un cuestionario donde evalúen tu habilidad para resolver casos de la empresa, o evalúen tu personalidad, so congenian tus valores con los de la empresa o incluso sea un cuestionario relacionado con la empresa, para verificar si has hecho alguna investigación.

En este último proceso, debes aprovechar para realizar preguntas sobre la empresa o el puesto de trabajo. No tengas miedo, piensa que es una forma de mostrar interés.

 

Como has podido ver, hay varios tipos de entrevistas. No siempre están todas incluidas en los procesos de selección. Pero te recomendamos que te familiarices con ellas, por si alguna vez tienes que enfrentarte a ellas.

¿Y tú, conocías todos los tipos de entrevistas? ¿Crees que estas capacitado para realizar todas?